A menudo me planteo ésta cuestión, si de verdad mejoramos o no la raza. En el caso de la nuestra, sobre el año 1981-82, con la presencia y importancia de Rep z Pohraniční stráže se formuló el estándar de lo que debería ser un plc. A partir de ahí, la “fiebre” por obtener la sangre de Rep se inició donde todos los criadores se apresuraron a obtener cachorros con la sangre directa o a través de hijos, nietos, etc de éste fabuloso ejemplares, tal fue la obsesión que a día de hoy todos los perros que existen provienen de ésta línea , arrepintiéndonos y lamentándolo ahora muchos de nosotros pues otras líneas y genética que ahora nos vendría muy bien, prácticamente están perdidas. A partir de ese momento y con la apertura de fronteras muchos empezaron a querer diferenciar unas líneas de otras para que los de un país u otro tuvieran la suya propia, con la irremediable dificultad que implicaba la escasez de sangre y líneas. Este fenómeno que muchos defienden como líneas no lo comparto ya que todas las sangres están entrelazadas entre si, existiendo mas bien un predominio por gustos de fenotipo e imagen entre unos lugares y otros, incluso frecuentemente y dentro de una misma camada dándose ejemplares fenotípicamente mas parecidos a varias líneas. Existe ciertamente un gusto mas o menos generalizado por un tipo de perro siendo por ejemplo en la región eslovaca un perro mas liviano con expresión que nos recuerda mas a los ancestros lobunos y mayor ligereza. En la región checa por contrario existe un gusto mas hacia el perro y orientado al trabajo siendo éstos ejemplares de estructura mas grande y corpulenta y con un carácter mas “perruno”. En la parte italiana donde el perro lobo checoslovaco está muy extendido, existe un mayor gusto por aquellos ejemplares mas esbeltos, más de exposición, colores mas suaves y estructuras grandes y a la vez ligeras.

En la década de los 90 se obtuvieron unos grandes ejemplares , tanto de unos gustos como de otros, donde dichos ejemplares además de cualificados y bien calificados han tenido una fuerte genética que han transmitido a sus descendencias. Muchos de estos grandes perros, son los que han originado las “sub-líneas” que han dado lugar a los ejemplares que tenemos hoy en día, por citar algunos Hero z Rofa, Jolly z Molu es, Ali Reolup, Milo Ruskov dvor, Grey Wolf Molu es, y algunos otros que me dejo en el tintero.

En la actualidad ciertamente existen unos cuantos plc´s que siguen transmitiendo muy bien sus genes, pero que entrañan un peligro oculto pues son muchos los aficionados que buscan cachorros de esos ejemplares, cruzar sus perras etc por lo que la línea genética vuelve a estrecharse y aumenta la cosanguiniedad de la raza y la dificultad de encontrar perros compatibles.

La gran epidemia de nuestros días es el afán de muchos insensatos que siguen cruzando los ejemplares con lobos, huskies, y otras razas, siendo estafadores y estafados por su egocentrismo y anulando las virtudes y logros conseguidos con el perro lobo checoslovaco. Tiene que existir un rechazo general hacia éste tipo de practicas para que éstos individuos, cada vez mas extenso, se sientan arrinconados y excluidos del trágico mundo de la venta del perro .

Creo que seguiré con las dudas de si mejoramos o no la raza a nivel internacional y dejaré que cada uno se haga su propia idea del por qué.